Hay muchas razones para apostar por medidas de ahorro y eficiencia energética. Una de ellas, la hemos conocido recientemente, con la publicación de la Declaración de la Organización Meteorológica Mundial (OMM)  sobre el estado del clima mundial en 2015-2019.

“Los indicios del cambio climático y sus efectos, así como el aumento del nivel del mar, el derretimiento del hielo y la aparición de fenómenos meteorológicos extremos, se intensificaron durante el período 2015-2019”, alertan desde la OMM.

Según esta organización, el quinquenio 2015-2019 será probablemente el más cálido jamás registrado. La concentración de gases de efecto invernadero ha aumentado también a niveles sin precedentes, confirmando una tendencia al calentamiento en el futuro.

 

Cifras relevantes

La Declaración de la OMM (que recoge datos hasta julio de 2019) servirá de base para los debates de la Cumbre sobre la Acción Climática organizada por el Secretario General de las Naciones Unidas.

La OMM alerta de que:

  • – La temperatura media mundial ha aumentado en 1,1 ºC desde la era preindustrial y en 0,2 ºC con respecto al período 2011-2015.

 

  • – Durante el período 2015-2019, se ha observado un incremento continuo de los niveles de dióxido de carbono (CO2) y de otros importantes gases de efecto invernadero en la atmósfera.

 

  • – En concreto, la tasa de aumento del CO2 fue casi un 20% superior a la de los cinco años anteriores. Es un dato especialmente preocupante porque el dióxido de carbono es un gas que  permanece en la atmósfera durante siglos y aún más tiempo en los océanos.

 

  • – Durante el período 2014-2019, la tasa de aumento medio global del nivel del mar fue de 5 mm por año, frente a 4 mm por año durante el decenio 2007-2016. Este aumento es muy superior a la tasa media de 3,2 mm por año registrada anteriormente, desde 1993.

 

  • – La contribución de la fusión de los hielos continentales de los glaciares y de la cubierta de hielo al aumento del nivel del mar es cada vez mayor y actualmente esa fusión, y no la expansión térmica, es el elemento dominante en el presupuesto del nivel del mar.

 

  • Los océanos almacenan más del 90 % del exceso de calor provocado por el cambio climático. En 2018, sobre la base de mediciones realizadas hasta los 700 metros, se registraron los valores más elevados de contenido calorífico de los océanos, y los años 2017 y 2015 ocuparon el segundo y tercer lugar respectivamente.

infografía cambio climatico 2019

 

 

Más información sobre los datos de la OMM en este link https://public.wmo.int/es/media/comunicados-de-prensa/el-clima-mundial-entre-2015-y-2019-se-ha-acelerado-el-cambio-clim%C3%A1tico

 

Sector residencial y cambio climático

Los edificios son grandes consumidores de energía. Esta energía se destina principalmente para cubrir las necesidades de calor, frío e iluminación y gran parte de esta energía se obtiene a partir de combustibles fósiles que producen emisiones de gases de efecto invernadero.

Según explican desde la web del Ministerio de Transición Ecológica, en el año 2017 las emisiones directas generadas por la combustión de combustibles fósiles en el sector residencial, comercial e institucional supusieron  un 8% del total de las emisiones del inventario de gases de efecto invernadero  (GEI)de España.

El 61% de las emisiones se atribuyen a los consumos realizados en las viviendas, mientras que el 39% restante corresponde a las edificaciones institucionales y comerciales.

Por ello, desde las instituciones españolas y europeas están impulsando la creación de edificios que, además de ser sostenibles, sean capaces de producir su propia energía.

Según estipula la directiva  Directiva 2010/31/UE, desde el 31 de diciembre de 2018 todos los edificios públicos nuevos deben ser edificios de consumo de energía casi nulo (EECN). Y en diciembre de 2020, todos los edificios nuevos deberán ser edificios de consumo de energía casi nulo.

 

edificios eecn

Por otro lado, no hay que olvidarse de que en España existe un amplio parqués de edificios energéticamente ineficientes, en los que también habrá que acometer medidas de rehabilitación para hacerlos más eficientes y sostenibles.

Desde la envolvente hasta las instalaciones térmicas y de iluminación, de agua caliente sanitaria… es necesario que los propietarios de los inmuebles tengan a su disposición los recursos y ayudas necesarios para poder acometer las reformas pertinentes y que los edificios no sigan siendo auténticos ‘sumideros’ de energía.

¡No están solos en este empeño! Las empresas de servicios energéticos como Remica les acompañan y asesoran para lograrlo.

Llevamos trabajando durante varias décadas por lograr instalaciones de calefacción y climatización eficientes y sostenibles

 

Gracias al aumento de la eficiencia energética de nuestras instalaciones logramos un ahorro medio de 138 toneladas de CO2 por instalación.

 

Con ello, no solo hacemos las instalaciones más confortables para las personas sino que también evitamos el derroche energético y ponemos nuestro granito de arena para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Quieres que hagamos un diagnóstico personalizado de tu instalación? Escríbenos a través de este formulario y nos ponemos en contacto con tu comunidad de vecinos.