Coincidiendo con las fechas navideñas, Remica entrega un reloj de oro a las personas que alcanzan una antigüedad de 20 años en la empresa, en reconocimiento a su desempeño y para agradecer su apoyo y dedicación a la compañía. Este premio ha sido entregado por su Presidente, en el transcurso de la celebración de fin de año que tradicionalmente tiene lugar en las oficinas centrales de Remica.

Remica entrega los premios 20 años de antigüedad

La entrega de premios a la permanencia en las organizaciones, probablemente sea una práctica que ha dejado de utilizarse en muchas empresas, en especial en estos años de crisis;  en Remica, sin embargo, pensamos que todos los logros de la compañía se han alcanzado con el esfuerzo y el compromiso de sus empleados, y que este compromiso debe ser reconocido expresa y públicamente.

Qué duda cabe de que el reconocimiento que más puede motivar  a un empleado con alto desempeño es el de su responsable inmediato,  y relacionado con un logro concreto, en el momento en que se produce, si bien la realidad del día a día de las empresas demuestra que este gesto tan sencillo parece muy difícil de ejecutar, ya que por muy implantada que esté en una organización una cultura de reconocimiento, todavía hay muchos responsables a los que les cuesta valorar y agradecer una actuación excepcional por parte de un colaborador suyo.

Una persona puede ser reconocida por un buen desempeño puntual, por dar muestras de trabajo en equipo y compañerismo, por una atención al cliente excepcional o por la  alta calidad de su trabajo, y en todos estos casos el empleado percibirá que se le agradece su contribución. Pero un premio a una trayectoria de 20 años en una empresa va más allá, tiene un significado mucho más amplio, ya que premia una labor conjunta, continuada, de muchos años, y una lealtad mutua, empresa/empleado; por tanto, se convierte en motivo de orgullo para el trabajador y para la empresa, ya que no premia un hecho esporádico, sino el buen quehacer profesional continuado, a lo largo del tiempo.

Y llegados a este punto, podríamos plantearnos, ¿es positivo para empleado y empleador la permanencia en la misma compañía durante 20 años o más?

Es esta una cuestión controvertida para la que no hay una única respuesta, ya que dependerá de varias circunstancias, tales como si el empleado había trabajado con anterioridad en otras empresas, y con ello ha experimentado otras formas de trabajar que enriquezcan el puesto actual; también influye si ha ocupado siempre la misma posición o si por el contrario ha pasado por diversos puestos, o si la empresa le ha dado formación y a su vez el propio empleado también ha continuado formándose por su cuenta. En suma, depende de que se haya producido aprendizaje y evolución o no.

La pasión por el trabajo que se realiza es un componente fundamental del alto desempeño, y para mantenerla debe existir un reto continuo, una evolución constante y la posibilidad de innovar y mejorar. Si la empresa proporciona al empleado la oportunidad de realizar sus funciones de acuerdo con estas premisas y el empleado asume ese reto, ¿por qué no estar en la misma empresa 20 años, o 30 años, o toda la vida laboral?

Si por el contrario el profesional se estanca, ya sea por razones imputables a la empresa o al propio profesional, y no se ve la posibilidad de que ninguna de las dos partes vea cumplidas sus expectativas, el cambio puede ser la mejor decisión, la más saludable para ambos.

Lo que sí es cierto es que para que la experiencia profesional sea válida debe estar consolidada, por lo que el profesional debería permanecer en la empresa el tiempo necesario para valorar desde la perspectiva del tiempo la calidad de sus acciones y decisiones.

Por tanto, creemos que los profesionales comprometidos con la mejora continua y las empresas que dan al empleado la oportunidad de innovar y evolucionar forman un tándem de gran valor añadido mutuo, y que los años de experiencia consolidados bajo estos parámetros enriquecen a las organizaciones.

Damos nuestra felicitación a todos los premiados con este galardón, y también a los que acaban de recibir este mismo premio por su jubilación, en ambos casos, vuestra contribución ha hecho que esta empresa esté hoy en día posicionada como líder indiscutible en su sector.