El departamento técnico, la escuela de los futuros profesionales de Remica

El departamento técnico, la escuela de los futuros profesionales de Remica

Remica departamento técnicoDesde sus orígenes, el negocio de Remica ha tenido una base tecnológica, por lo que siempre se ha tenido un gran interés en  fomentar la preparación y formación de jóvenes  profesionales con un alto conocimiento técnico para el desempeño de su actividad. Con este fin, los primeros pasos que dan los empleados en la empresa se desarrollan dentro del departamento técnico con el objetivo de que adquieran unos cimientos técnicos del producto y del negocio.

El paso por este departamento es temporal, pero a lo largo de su estancia se potenciará el conocimiento de productos y tecnologías, herramientas de análisis energéticos, dimensionamiento, cálculos de valoración…

Asimismo, descubrirán cómo es el proceso de desarrollo de nuevos productos en el ámbito de las instalaciones y la eficiencia energética y cómo, en muchos casos, nos anticipamos a las tendencias del mercado e incorporamos nuevas formas de hacer y de proceder tanto en nuestras instalaciones como en los servicios que prestamos. Todo ello con el propósito de ofrecer a nuestros clientes productos de alta eficiencia energética con un coste muy competitivo.

Durante su paso por el departamento técnico, los nuevos profesionales mantienen además un trato muy directo con el cliente interno, los que les permite ‘coger tablas’ para dar el salto después al externo, con todas las garantías de conocimiento del negocio, productos y servicios.

De esta manera, se capacita al futuro empleado a llevar a cabo, de forma intensiva, tareas en diferentes puestos del área técnica, siempre de la mano de un tutor sénior, con objeto de alcanzar un nivel muy alto en todas las disciplinas y tener una visión lo más detallada posible de todos los puntos.

Una vez han adquirido esa fuerte base tecnológica, que combinamos además de forma personalizada con los planes de desarrollo profesional, los nuevos empleados se empiezan a desarrollar en otras áreas en las que seguirán creciendo, como el departamento comercial, producción o gestión de equipos. Dentro de éstos surgirán infinidad de perfiles profesionales, tales como consultores energéticos, técnicos de ingeniería, técnicos de I+D, técnicos de mantenimiento, controler energéticos, analistas de telegestión, controler de calidad, mandos intermedios y así hasta cubrir los innumerables puestos donde, con una base sólida del negocio, los nuevos empleados pueden desarrollar y crecer con las necesidades de la empresa.

Todo este proceso Remica lo lleva a cabo con un único fin: formar grandes profesionales que logren una alta capacitación y un gran conocimiento del sector de las instalaciones y la energía.

En este sentido, me gustaría cerrar el artículo recordando la frase del dramaturgo y poeta alemán, Bertolt Brecht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida. Esos son los imprescindibles”.

 Pablo Blanco
Director técnico de Remica

Por |2018-05-22T07:20:49+00:0013 marzo , 2015|Remica opina|

About the autor:

Remica

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies