Tanto a nivel europeo como a nivel nacional se está trabajando para consolidar un modelo productivo y social más sostenible. Lo que resulta difícil de predecir es cuál será el coste de esta transición energética.

¿Por qué se debe apostar por una transición energética?

Optar por un modelo energético más sostenible contribuiría a terminar con la amplia dependencia energética exterior tanto de la Unión Europea como de España.

Y también ayudaría a poner fin a los altos niveles de contaminación que se registran a nivel global. Según un informe difundido por Global Carbon Project y la Universidad de East Anglia (Reino Unido), desgraciadamente 2018 pasará a la historia por batir todos los récords en niveles de dióxido de carbono.

Se espera que estas emisiones, relacionadas con la industria y la combustión de carbón, petróleo y gas, crezcan un 2,7% (rango de 1,8 a 3,7%) en comparación con 2017 (año en el que ya se incrementaron las emisiones contaminantes un 1,6%).

 

El coste de un modelo energético sostenible

Parece, por tanto, que la transición hacia un modelo energético y productivo más sostenible es inevitable. Sin embargo, ¿cómo se realizará esta transición y qué coste tendrá para el país?

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante la inauguración de la IX Edición del Spain Investors Day (SID) (15 de enero 2019) , explicaba  que la a transformación energética de España necesitará movilizar inversiones de más de 200.000 millones de euros en la próxima década y tendrá un impacto en el PIB de 15.000 a 25.000 millones por año entre 2021 y 2030.

Según la ministra, esta inversión se repartiría del siguiente modo:

  • – Entre el 40 y el 42% se destinaría a medidas de eficiencia energética.
  • – El 45% irá a parar a renovables.
  • – El 12% se empleará en redes y electrificación.
  • – Entre el 1 y el 3% se destinará a otras medidas.

 

Posteriormente, el Gobierno daba un paso más allá en la concreción de estas medidas al anunciar, durante una intervención del presidente Pedro Sánchez (el 18 de enero de 2019), que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, que se remitirá a la Comsisión Eropea, movilizará 235.000 millones de euros a lo largo de la próxima década.

Impacto positivo en la economía y el empleo

“España tiene mucho que ganar con la transición ecológica”, señalaba Teresa Ribera durante su intervención en el SID. Según la ministra “con la reducción de gases de efecto invernadero se generarán nuevos puestos de trabajo”.

Por otra parte, Ribera manifestaba la convicción por parte del Gobierno “de los beneficios de una transición ecológica junto con empresas, ciudadanos y, por supuesto, inversores”, señalando que las oportunidades “verdes” son un vector de crecimiento para el empleo.

 

Remica y la eficiencia energética

Hace ya más de tres décadas desde que se fundó Remica en 1984 como empresa de instalación y mantenimiento de sistemas de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria (ACS).

Con una fuerte conciencia corporativa en cuanto a medio ambiente y sostenibilidad desde sus comienzos, en 1998, y de forma pionera en España,  nuestra compañía empezó a desarrollar su actividad como empresa de servicios energéticos (ESE).

Remica incrementó entonces su apuesta por la eficiencia energética, ofreciendo a nuestras clientes la posibilidad de contratar una gestión integral de sus instalaciones, que incluya una gestión energética de las mismas.

De ese modo, proporcionamos ahorros económicos y energéticos reales, disminuyendo el consumo de energía mediante la modernización y optimización de las instalaciones, siendo la primera ESE en España que garantiza a sus clientes los ahorros por contrato.

Actualmente, Grupo Remica es una de las empresas del sector que más invierte en I+D+i, alcanzando el medio millón de euros anual. Cabe destacar además su equipo humano, compuesto por una plantilla de más de 300 profesionales altamente cualificados, así como el programa de formación continua que la compañía ofrece a todos sus empleados, logrando así una permanente actualización y mejora de sus servicios.

Siguiendo siempre los estándares de calidad, Remica y Remica Servicios Energéticos tienen la certificación ISO 9001 en Calidad,  la certificación ISO 14001 en Medio Ambiente, la certificación de Gestión Energética ISO 50001 y el certificado AENOR de Marca N de Servicios de medición y reparto de consumos en instalaciones centralizadas de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS).

Para contactar con Remica, se puede escribir a remica@remica.es o llamar al teléfono 91 396 03 00.