Con motivo del Día de la Tierra, celebrado el pasado 22 de abril, Naciones Unidas alertaba de la importancia reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), causantes del calentamiento global.

“No perdamos la oportunidad de limitar el aumento de la temperatura terrestre”, alertan desde la organización, que ha publicado el Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019.

Este documento resume qué impacto están generando las acciones climáticas que se han puesto en marcha hasta ahora. Entre sus principales conclusiones destaca que:

  • – Estamos a punto de perder la oportunidad de limitar el calentamiento global a 1,5°C. Si solo confiamos en los compromisos climáticos actuales del Acuerdo de París, es posible que las temperaturas aumenten 3,2 °C este siglo. El planeta ya vive un calentamiento de 1,1 °C, un fenómeno que ha devastado familias, hogares y comunidades.

 

  • – Necesitamos cerrar la brecha entre lo que estamos haciendo y lo que debemos hacer para prevenir los efectos más graves del cambio climático. Las economías deben tomar el camino de la descarbonización ahora. Todavía tenemos la oportunidad de frenar el calentamiento global en 1,5 °C. De acuerdo con los científicos, este nivel de calentamiento es el que está asociado a los efectos menos devastadores. Para lograrlo, las emisiones deben caer rápidamente a 25 gigatoneladas para 2030.

 

  • – Sin embargo, tomando en consideración los compromisos actuales, las emisiones están en camino a alcanzar las 56 Gt de dióxido de carbono equivalente (CO2e) para 2030: más del doble de lo que deberían ser. Por ello, necesitamos compromisos, políticas y acciones que reduzcan las emisiones 7,6% cada año entre 2020 y 2030. Sólo así podremos limitar el calentamiento global a 1,5 °C. En cambio, si seguimos postergando la acción, pronto será imposible alcanzar la meta de 1,5 °C.

 

El informe también alerta de que el pasado demuestra que seguir postergando acciones contra el cambio climático y la reducción de emisiones de CO2 es un error:

  • – Hace 10 años, si los países hubiesen actuado con base en las advertencias científicas, los gobiernos habrían tenido que reducir las emisiones 3,3% cada año. Hoy, en cambio, necesitamos reducir las emisiones 7,6% cada año.

 

  • – Los planes nacionales de acción climática más ambiciosos están lejos de una reducción de 7,6%. Ahora, el mundo necesita quintuplicar la ambición de los compromisos. Los recortes requeridos son drásticos, pero aún posibles.

 

informe brecha emisiones 2019 (UN)

Puede accederse al informe completo en la web unenvironment.org

 

 

En Remica contribuimos a reducir las emisiones de CO2

Remica es una compañía comprometida con la sociedad y el medio ambiente. Contribuimos al desarrollo sostenible de la sociedad  y trabajamos para disminuir el consumo de energía mediante la optimización de las instalaciones.

Gracias al aumento de la eficiencia energética de nuestras instalaciones logramos un ahorro medio de 138 toneladas de CO2 por instalación. Minimizando el consumo de energías fósiles, contribuimos a reducir las emisiones de gases contaminantes causantes del cambio climático, así como de problemas de salud en la población.

Teléfono: 91 396 03 03 / email: comercial@remica.es