El pasado 15 de junio, los ministros de energía del G 20 hicieron público un comunicado tras la reunión que mantuvieron en San Carlos de Bariloche (Argentina).

El encuentro tuvo como objetivo destacar el papel de la energía en la transición hacia un modelo energético más sostenible a nivel mundial.

“Reconocemos el papel crucial de la energía en el futuro así como la necesidad de transformar nuestros sistemas energéticos, en línea con el espíritu de la Agenda 2030 para un Desarrollo Sostenible”, explica el comunicado.

Transición energética hacia sistemas más limpios, flexibles y transparentes

El comunicado de los ministros de energía del G20 reconoce el importante papel que aún juegan los combustibles fósiles, pero subrayan la necesidad de “transformar con éxito los sistemas energéticos aumentando la inversión en energías limpias, la cooperación en eficiencia energética, el desarrollo de renovables y también promoviendo la innovación”.

Esta evolución del modelo energético se apoyaría en el gas natural como combustible fósil de transición. “Reconocemos el papel clave que el gas natural desempeña para muchos países del G20, así como el potencial de este combustible de expandirse significativamente en las próximas décadas, soportando la transición hacia sistemas energéticos que generen menos emisiones contaminantes”, afirman en el comunicado.

Por ello, los representantes de los países del G20 se comprometen a “esforzarse a mejorar el funcionamiento, transparencia y competitividad de los mercados de gas a nivel global”.

Y animan a todos los actores del sector a que establezcan “un dialogo con las organizaciones internacionales más relevantes para alcanzar un uso del gas natural más efectivo y flexible”.

La eficiencia energética es un pilar fundamental para la transición energética

Los ministros de energía del G20 también destacan que la eficiencia energética es uno de los pilares de la Agenda para del Desarrollo Sostenible 2030 por su contribución a seguridad energética, competitividad industrial, reducciones de gases contaminantes, crecimiento económico, creación de empleo y otros beneficios sociales.

Aspectos positivos que se logran cuando las medidas de eficiencia energética se diseñan teniendo en cuenta el retorno de la inversión.

Además, subrayan la importancia de impulsar la cooperación internacional, incluyendo la realizada a través del G20, que consideran crucial para apoyar de manera efectiva el diseño e implementación de políticas y programas nacionales de eficiencia energética.

“Reconocemos la labor de los grupos de trabajo del Energy Efficency Leading Programme (EELP) en diferentes sectores. Y animamos a aumentar las inversiones públicas y privadas, así como la inversión en eficiencia energética”, explican.

Desarrollo de las renovables

Respecto a las renovables, los ministros de Energía del G20 subrayan que el progreso logrado en el desarrollo de este tipo de energías se ha debido a la innovación y también a que se han logrado reducir significativamente los costes (sobre todo en la industria solar y eólica).

Sin embargo, destacan que todavía es necesario seguir avanzando en todo el mundo, por lo que invitan a los países del G20 a mejorar sus estrategias de energías renovables para acelerar su implementación, teniendo en cuenta sus circunstancias de cada país, así como sus necesidades y prioridades.

Se puede acceder al comunicado completo en  http://www.g20.utoronto.ca/