Financiación en comunidades de propietarios: ¿A qué dificultades se enfrentan?

Financiación en comunidades de propietarios: ¿A qué dificultades se enfrentan?

Cuando se trata de financiación en comunidades de propietarios que desean renovar sus instalaciones térmicas para lograr un mayor ahorro y eficiencia energética, ¿lo tienen fácil? ¿O por el contrario se enfrentan a ciertas dificultades?

Lo cierto es que, tradicionalmente, las entidades bancarias se han mostrado muy restrictivas a la hora de otorgar créditos para la financiación en comunidades de propietarios, por considerar que este tipo de operaciones eran arriesgadas. Una situación que,  para la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (Anerr), puede cambiar en próximas fechas.

En declaraciones recogidas por el diario El Mundo,  Ana Belén Hernández, de la Comisión de Financiación de esta asociación, manifestaba que “es cuestión de tiempo que se perciba la rentabilidad y seguridad de estos créditos y que la simple competencia entre entidades mejore las condiciones”.

Lo cierto es que la dificultad a la que muchas veces se enfrentan las comunidades de propietarios para acceder a la financiación supone un gran obstáculo para la puesta en marcha de medidas de ahorro y eficiencia energética que supongan un freno al derroche de energía en el parqué de edificios de viviendas español.

financiación comunidades propietarios

ESEs y financiación en comunidades de propietarios

Gracias a la experiencia acumulada por el Departamento Financiero de Remica Servicios Energéticos durante estas más de tres décadas de andadura profesional, nuestra compañía conoce muy de cerca las dificultades de financiación en comunidades de propietarios.

“Si bien la Ley de Propiedad Horizontal les reconoce personalidad jurídica para contratar  y, por tanto, responder frente a terceros con todos sus fondos y créditos,  también es cierto que la misma ley establece que en caso de impago el acreedor podrá dirigirse contra cada propietario por la cuota que le corresponda”, explican.

Esta circunstancia es el principal hándicap al que se enfrentan las comunidades cuando desean solicitar un préstamo bancario para financiar obras de instalación y de mejora de sus sistemas de calefacción y climatización (y también cuando desean acometer cualquier otro tipo de actuación que requiera una inversión elevada).

“La dificultad radica en que los bancos, al estudiar estas financiaciones, tienen en cuenta que, en caso de impago y de que la comunidad no disponga por sí misma de garantías suficientes, deben reclamar a cada vecino su porcentaje de deuda, lo que implica que la entidad bancaria debe abrir tantos procesos judiciales como vecinos compongan la comunidad de propietarios”.

Como empresa de servicios energéticos (ESE) dedicada a la rehabilitación, gestión energética y mantenimiento, en Remica, cuando detectamos dificultades de financiación en comunidades de propietarios, tratamos de ponerle solución.

Lo hacemos canalizando esta financiación a través de las escasas entidades financieras que apuestan con fuerza  por este sector de actividad, así como financiando operaciones puntuales de algunos clientes; siempre teniendo en cuenta que nuestra misión es mejorar la eficiencia energética de las instalaciones y que la financiación es una labor que debe corresponder al sector financiero.

Si finalmente la entidad financiera decide otorgar el préstamo a la comunidad, es el presidente  (o la persona que autorice la junta de propietarios) quién, en representación de esta, firmará el préstamo en nombre de la comunidad de forma mancomunada, es decir, que cada propietario solo responderá por la parte proporcional de su coeficiente de participación.

 

¿Sabías qué…?

Datos sobre consumo energético en comunidades de propietarios:

  • – Dentro de la factura energética de una comunidad, entre el 40 y el 60% corresponde al gasto de calefacción.
  • – Mejorar la eficiencia energética de la caldera (optar por calderas de condensación) y del combustible (gas natural) son medidas clave, que pueden suponer un gran ahorro energético en la comunidad.
  • – Las calderas de condensación, que son capaces de aprovechar parte del calor que se pierde en humos mediante la tecnología de condensación, consiguen ahorros de hasta el 30%.
  • – La instalación en los radiadores de sistemas de regulación y de reparto de costes, de forma que cada vecino pague en función de su consumo, permite obtener un ahorro económico de hasta el 40%.
  • – En las instalaciones de calefacción, los equipos de bombeo son responsable de un porcentaje elevado del consumo eléctrico. Más del 60% de las bombas en servicio pueden ahorrar hasta un 60% de la energía que consumen si se trata de equipos  energéticamente eficientes.
Datos extraídos de la Guía para Reducir el Gasto en calefacción central manteniendo el confort, publicada por la Comunidad de Madrid.
Por |2018-05-22T07:20:45+00:0029 agosto , 2016|Novedades|

About the autor:

Remica

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies