El Tribunal Europeo de Cuentas ha publicado un informe especial titulado “Eficiencia energética en los edificios: es necesario insistir más en la rentabilidad”. Un documento para cuya elaboración se han estudiado  cinco programas operativos en Bulgaria, Chequia, Irlanda, Italia (Apulia) y Lituania, que asignaron aproximadamente 2.900 millones de su presupuesto del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y del Fondo de Cohesión.

Cuando hablamos de eficiencia energética en la UE, ¿a qué nos referimos?

El aumento de la eficiencia energética significa consumir menos energía manteniendo un nivel equivalente de prestaciones.

Al utilizar la energía de manera más eficiente, los ciudadanos  pueden reducir sus facturas de energía, así como contribuir a proteger su salud y el medio ambiente y a mejorar la calidad del aire.

Entre las inversiones más frecuentes en eficiencia energética  se encuentran:

  • Aislamiento de edificios
  • Ventanas energéticamente eficientes
  • Sistemas de control térmico
  • Sistemas de calefacción

 

Conclusiones y recomendaciones

Estas son algunas de las principales conclusiones y recomendaciones recogidas en el informe:

  • La rentabilidad no determina el gasto de la UE en eficiencia energética en edificios. Las inversiones financiadas todavía no se centran en lograr el mayor ahorro de energía posible para el presupuesto invertido.

 

  • Sin embargo, buscar el retorno de la inversión (ROI) de los proyectos es más importante que nunca. No hay que olvidar que los objetivos de eficiencia energética de la UE son ambiciosos y que, además, nos encontramos ante la perspectiva de que podrían producirse ajustes presupuestarios en un futuro próximo.

 

  • Los cinco programas operativos examinados para el informe identificaban la necesidad de aumentar la eficiencia energética de sus parques inmobiliarios, en particular de los edificios residenciales, pero no cuantificaron los ahorros de energía potenciales ni las correspondientes necesidades de inversión.

 

Se puede acceder al informe completo en https://www.eca.europa.eu/Lists/ECADocuments/SR20_11/SR_Energy_efficiency_in_buildings_ES.pdf

 

En Remica, tenemos en cuenta el confort, la eficiencia y el ROI

No existe una receta estándar para alcanzar la máxima eficiencia energética. Cada caso es diferente y requiere estudiar sus características particulares.

Los auditores energéticos de  Remica son  profesionales especializados en escuchar las necesidades de los clientes y en proponer las soluciones de eficiencia energética que mejor se adapten a cada caso.

Además de ahorrar energía, las medidas propuestas deben satisfacer todas las necesidades de confort de las personas que las utilizan.

Y también tienen que ser económicamente rentables. Este aspecto se puede calcular considerando cuál será el retorno de la inversión (ROI), es decir, el tiempo que se tardará en amortizar la inversión realizada gracias a los ahorros conseguidos. Algo que nuestros consultores incluyen en sus propuestas.

¿Quiere más información? Contacte sin compromiso en el teléfono 91 396 03 03 / email: comercial@remica.es