Después de que el Gobierno decretase el Estado de Alarma por el COVID-19, así como medidas para el confinamiento y paralización de la actividad económica no esencial, se observa un cambio profundo en los hábitos de consumo de las personas.

Aunque es difícil predecir cuánto afectarán estos cambios a nivel económico y social, sí que existen estadísticas que permiten cuantificar en la actualidad cuál es la evolución de ciertos consumos.

Cambios en el consumo eléctrico

Solo en la semana del 23 de marzo, ocho días después del anuncio de la Cuarentena y del inicio del primer Estado de Alarma, el consumo eléctrico español caía un 9,3% respecto a años anteriores.

consumo electrico

 

La demanda eléctrica es uno de los principales indicadores que miden la actividad económica de un país.

Tradicionalmente, la demanda eléctrica suele bajar cuando se producen cierres en sectores como el sector servicios o la industria.

En la crisis del COVID-19, la caída del consumo eléctrico se agudiza a medida que se incrementan las medidas restrictivas que afectan a la actividad económica. También se observa que la implementación del teletrabajo está desplazando parte del consumo de energía del ámbito laboral al ámbito doméstico.

 

Consumo de Agua

Recientemente, el Canal de Isabel II publicaba una gráfica con el consumo horario de la Comunidad de Madrid en el que se aprecia una caída del consumo del agua  a las ocho de la tarde, hora en la que los balcones se llenan de personas aplaudiendo al personal sanitario.

Consumo de Agua

Aunque este dato pueda ser una mera curiosidad, lo cierto es que el COVID-19 está influyendo radicalmente en  los índices de consumo de agua.

Según datos proporcionados por el Canal de Isabel II, desde que se decretó el estado de alarma el consumo global de agua ha descendido casi un 9 % en comparación con los mismos días del mes de marzo del año pasado.

Entre los días 23 y el 29 de marzo (ambos incluidos) la compañía señala una bajada desde los 1,31 hectómetros cúbicos al día de media de hace un año, a los 1,19 de estos días.

Además, la hora punta de consumo, que antes se alcanzaba en torno a las 8:00 am, ahora se sitúa en torno a las 12 horas.

 

Consumo masivo de contenidos digitales

Si bien no hay datos de libre acceso para consumo Gbps a nivel nacional, algunos operadores han publicado el aumento del consumo de internet y llamadas en estos días de confinamiento donde han ganado terreno el teletrabajo y el ocio digital. Para Espanix, Marzo comenzó con una carga máxima de unos 350 Gbps, el pasado miércoles 16 ya se alcanzaban los 700 Gbps, duplicando así el consumo habitual.

consumo datos

 

Hábitos de tránsito y movilidad

Google ha publicado un informe que refleja cómo las medidas de confinamiento por el COVID-19 han afectado a la movilidad de las personas, así como la asistencia a establecimientos.

 

habitos de movilidad

Para elaborar este informe, la compañía utiliza datos de ubicación “anónimos y agregados” con los que elabora pautas de comportamiento de la población. Una información que Google actualiza de manera periódica.

En el caso de España, la hostelería y el sector del ocio (restaurantes, bares, cines…) son los sectores más afectados. Este sector refleja un descenso de la actividad del 94%.

También desciende la  actividad de los parques y lugares públicos (un 89%). Los centros de transporte, como estaciones de metro o autobús,  reflejan un 88% menos de actividad.

Cabe destacar la caída de asistencia a centros de trabajo en un 64% que mostraría a grandes rasgos (1) el aumento del teletrabajo y (2) el cierre de negocios con ubicación física.

 

 

 

 Autor: Jaime García, director de CPO de Remica

 

Referencias:

REE – Demanda de energía eléctrica en España: análisis de su evolución histórica y causas de variación

https://entrelineas.ree.es/

REE – https://www.ree.es/sites/default/files/downloadable/demanda-electrica-actividad-economica_0.pdf

(REE = Red Eléctrica Española)