¿Qué opinan sobre la individualización del consumo de calefacción aquellos clientes que ya cuentan con ese sistema en sus hogares?

Hemos hablado con algunos clientes de Remica que residen en fincas con caldera centralizada, donde han decidido optar por la instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas, a fin de poder contabilizar de forma individualizada el consumo que cada vivienda realiza de calefacción. Meses después, los clientes nos cuentan que la experiencia es positiva.

remica individualización del consumo opiniones clientes

 

¿Cómo fue el proceso?

En la mayoría de los casos, las personas consultadas pertenecen a comunidades de propietarios que decidieron renovar su sala de calderas por resultar demasiado antigua; una circunstancia que aprovecharon para acometer también la individualización, de modo que en cada vivienda pudieran regular la temperatura a su gusto, y pagar solo por el consumo que realiza.

“Primero hubo una fase de captura de datos de la instalación de todas las viviendas para determinar qué válvulas había que poner en cada lugar. Hicieron un estudio del equilibrado del sistema y después ya vino todo el proceso de instalación de válvulas, cabezales termostáticos. Al mismo tiempo los de ISTA también visitaron todos los pisos para ver los repartidores de consumo”, explica Carlos Vila que ha sido en varias ocasiones presidente de la comunidad de propietarios de la calle Rioja 13.

Su experiencia respecto a la individualización del consumo de calefacción es más que satisfactoria. “Estamos contentos porque ha supuesto que cada uno ponga la calefacción que quiera y se han evitado los problemas de discusión en la comunidad. El que no quería tanta calefacción tiene menos y sabe que va a pagar menos, el que quería mucha calefacción sabe que va a pagar más”.

 

Se evita el derroche energético

Gracias a las válvulas termostáticas, los vecinos no tienen por qué conformarse con la temperatura que les llega a sus viviendas, sino que pueden regularla en función de sus necesidades.  “Antes nadie se atrevía a tocar las válvulas de los radiadores, porque eran viejas y si se movían goteaban. Así pues, había vecinos que preferían abrir las ventanas si tenían calor a causa de la calefacción, y viviendas vacías con la calefacción encendida, algo que ya no sucede desde que hemos individualizado el consumo”, afirma Amador Royuela, de la comunidad de propietarios Argumosa 28.

Según su experiencia, la contabilización individualizada de consumos genera en las personas una mayor consciencia de que sus hábitos de consumo influyen de manera positiva ya que se realiza un consumo más racional de energía. “Solo con que las personas sepan que pueden abrir y cerrar las nuevas válvulas y que van a pagar más si no lo hacen, la comunidad de propietarios ha logrado ahorrar en energía”.

Similares sensaciones tiene José Emilio López Sopeña, presidente de la comunidad de propietarios ubicada en la calle Bolivia nº 15-17 de Madrid, quien comenta que, antes “los vecinos estaban acostumbrados a abrir la ventana cuando tenían calor por culpa de la calefacción central. Actualmente como cada vecino paga por lo que consume, en lugar de abrir la ventana cierran las válvulas de los radiadores”.

Otro de los grandes beneficios de la individualización es que termina con algunas disputas sobre el reparto de gastos de calefacción central que tradicionalmente se escuchan en muchas juntas de vecinos. Es el caso de Duque de Sesto 33, donde su presidenta nos contaba que hicieron la individualización porque muchos vecinos protestaban porque estaban pagando calefacción sin usarla.

“Nuestro edificio da a dos calles distintas y en una da mucho más el sol que en otra, así que mientras unos pisos son muy cálidos, otros muy fríos. Eso llevaba a que había un grupo de vecinos que decían que tenían que abrir las ventanas y que estaban pagando calefacción para tirarla. Por eso nos decidimos a hacer la individualización”, explica.

Las entrevistas íntegras pueden leerse en el blog Remicaatencionalcliente.es/opiniones de clientes.

 

¿Cómo conseguir más información?

Las Comunidades de Propietarios con sistema de calefacción central que renuevan sus viejas calderas por calderas de condensación e individualizan su sistema de calefacción logran, de media, ahorros energéticos anuales superiores al 40%. Así se desprende de un informe realizado por Remica Servicios Energéticos, elaborado con datos obtenidos por la entidad certificadora TÜV Rheinland durante las dos últimas temporadas de calefacción (2013/14 y 2014/15).

Para más información, se puede contactar con Remica en por teléfono 91 396 03 00 o por email a remica@remica.es